Al momento

El compromiso debe ser de toda la sociedad para que no vuelva a ocurrir: Silva Vela

Navojoa, Sonora(NDS).- Para conmemorar el séptimo aniversario luctuoso de los 49 niños fallecidos en la tragedia de la guardería ABC, siendo declarado el 5 de junio como día de luto nacional, el Alcalde Raúl Silva Vela, en compañía de su esposa, Lourdes Ruy Sánchez de Silva, expresó sus condolencias a las familias de estos pequeños en una emotiva ceremonia.

Comentó que esos niños perdieron la vida en el marco de una confianza total que los padres entregaron a la guardería, y que se espera que nunca más volviera a ocurrir ya que es el sufrimiento que se puede considerar como el más grande por el que puede pasar un ser humano y todavía no termina.

“Me pongo a pensar en esos padres y les doy mi más sentido y profundo pésame y reconocimiento porque han aprendido a sobrellevar, no a olvidar, y son ellos mismos los que se han encargado de que sea permanente el recuerdo para que lo tomemos como un conocimiento fuerte y aprendamos de ello, por eso es importante trabajar constantemente toda la sociedad”, dijo.

Argumentó que como ciudadanos si observan algo que resulte un peligro hay que denunciarlo en todos los ámbitos, porque ahora se habla de una guardería, pero es algo que puede ocurrir en diferentes lugares y es algo que se quiere evitar.

Añadió que además de los 49 niños que fallecieron, hubo 26 niños con quemaduras hasta de tercer grado y 81 con lesiones diversas, por lo que este día se les recuerda, al igual que a sus padres, a quienes se les envían oraciones, siendo Navojoa uno de los municipios que se solidarizan con el recuerdo, para darles paz y tranquilidad, aunque es algo que no se olvida.

Por su parte el Sacerdote, Sergio Hugo Trujillo Durazo, dio lectura evangelio de Lucas 7:11-17 que es el que toda la iglesia lee el día de hoy.

“El que cree enfrenta la muerte con esperanza, al rezar hoy por estos 49 angelitos, rezamos también por nosotros para que sepamos defender la vida en este mundo que habla de muerte, de tragedia, cada uno de nosotros puede poner un granito de arena para que su entorno hable de vida y no de muerte”, subrayó.

Señaló que al rezar por esos niños y sus familias se busca pedir a Dios para que en las personas que sufren esta pérdida la esperanza se renueve, porque eso es lo que da fuerza y da vida.

En la ceremonia estuvieron presentes funcionarios de la administración municipal, así como los niños del kínder Mayambo de la Colonia Allende y todos juntos realizaron el pase de lista, el  de bandera a media asta, así como el lanzamiento de globos blancos al cielo y el encendido de velas como símbolo de recuerdo.

Comentarios

Comentarios