Al momento

Hay 32 parejas intentando adoptar un niño en Navojoa

Navojoa, Sonora(NDS).- Martín Mendoza Ceballos, director del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), señala que el trabajo del organismo es reintegrar a los menores que están en los albergues por algún caso en específico, sin embargo son más de 20 los que se encuentran en las casa hogar.

“La adopción no es tan sencilla, primero que nada es tener la patria potestad, ya sabemos qué niño se va a dar en adopción. Hay un listado de personas y familias que les gustaría adoptar, pero les llamaríamos una vez que ya tengamos la patria potestad”.

Señala que en la lista hay familias que esperan desde el trienio pasado poder adoptar a un menor y en cuanto a los niños que están en las casa hogar, hay quienes viven ahí desde hace más de 5 años a los que no se les había buscado un juicio para reclamar la patria potestad y poder darlos en adopción.

“El número de personas que esperan la adopción de un niño puede variar porque hay parejas que ya perdieron el interés, pues esperan desde hace años”. Indica que de los más de 20 menores que están en los albergues por situaciones de maltrato o abandono, hay siete casos en los que se trabaja y uno que está por conseguir la patria potestad.

Asegura que se le da prioridad a los expedientes de parejas más que a las personas que en lo individual buscan adoptar a un menor, así como a quienes son de Navojoa.

Abunda que una de las observaciones que se hacen es en la edad tanto de los menores como de la familia que lo adoptará.

“Una vez que se arma y revisa el expediente en Navojoa, se mandan al DIF estatal que también hacen la valoración, se ve lo emocional, lo socioeconómico, el comportamiento de la pareja, lo sicológico, la salud, edad de las personas según la edad del niño y muchos otros factores como, el ambiente de, cómo vive la familia y la actitutd de la persona o la familia por medio de un test sicológico”.

Comenta que el procedimiento es conseguir la patria potestad del menor para poder llamar a familias afines y una vez que aprueban los exámenes y estudios necesarios mediante un consejo municipal y uno estatal inicia, la pareja o la persona inicia con la convivencia con el menor. 

“Primero se hacen convivios en la casa hogar durante 2 o 3 semanas, después el menor empieza a ir a la casa quien lo quiere adoptar por otras tiempo y si hay afinidad entonces empieza a quedarse a dormir en esa casa y hasta entonces una vez que tanto el niño como la familia se sientan cómodos mutuamente empieza el proceso de adopción”.

Explica que no tiene conocimiento de costos, ya que estos dependerán de los exámenes que se hará la persona o la pareja que quiere adoptar, pero que tiene entendido que el trámite jurídico puede llegar a costar 4 mil 800 pesos, aproximadamente.

Indica que lo que sí se ha hecho son adopciones externas que es cuando un menor vive con un familiar (por necesidad) como los abuelos o tíos y otros y solicitan cambiarse el apellido.

Comentarios

Comentarios