Al momento

Por no pagar mil 800 pesos abandona el cuerpo de su papá en una funeraria de Hermosillo

Hermosillo, Sonora(NDS).- Desde hace 24 días, el cuerpo de un hombre de 74 años permanece abandonado en una funeraria; su hijo pidió el servicio creyendo que era el lugar donde su padre había pagado un plan.

Al percatarse que se había equivocado y que tendría que pagar mil 800 pesos por los gastos generados, decidió olvidarlo.

Ivan Ávila Quijada, propietario y responsable de la Funeraria San Miguel Arcángel, ubicada en la colonia Ley 57, al norte de Hermosillo, informó que el cuerpo se encuentra en un cuarto frío y embalsamado.

Comentó a que la tarde del 25 de mayo, llamó por teléfono quien se identificó como Eduardo Atanasio para pedir que
acudieran a recoger el cuerpo de su padre Elpidio, a la Clínica Número 14 del Seguro Social, ya que tenía un plan pagado en ese lugar.

Personal de la funeraria acudió al hospital donde se firmó la salida del cuerpo, para después prepararlo. El hijo encontró que tenía pagado el servicio en otro establecimiento y al volver a llamar, le informaron que debía pagar mil 800 pesos por el traslado y la preparación.

“Esto ocasionó el enojo del hijo y me dijo quédate con él, te lo regalo”, narró el propietario de la funeraria quien llevó el caso ante la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) y ésta lo remitió a la Policía Municipal, donde le dijeron que debía esperar 15 días para reportarlo como abandonado.

Ya pasaron más de 20 días y sigo reportando sin resultado el cuerpo continua aquí, es mas ya no quiero que me paguen, yo hasta podría conseguir un terreno en donación para enterrarlo y que no vaya a la fosa común, pero debe autorizarlo algún familiar y desconozco si hay alguien más a parte de su hijo que no me contesta el teléfono”, expresó.

Ávila Quijada dijo que siente pena por la situación porque tres años atrás conoció al señor Elpidio cuando pagó el servicio de su esposa.

Nunca me había pasado algo parecido, todos los familiares hacen grandes esfuerzos por sepultar a sus seres queridos, pero el hijo me dijo “ahí te la echas”, lamentó.

Comentarios

Comentarios