fbpx
Al Momento

Trump busca poner fin a permanencia de inmigrantes que entran con visa y no se van cuando se les vence

Un memorando firmado este lunes por el mandatario señala que el objetivo es "combatir" la violación del plazo de permanencia autorizado de aquellos extranjeros que entran con visas de no inmigrante al país, cuya estadía máxima no debe exceder los seis meses. Dio un plazo de 120 días para encontrar las soluciones.

Cinemex Navojoa

¿Ya viste #AvengersEndgame? Te presentamos una cronología de sucesos históricos en el Universo Marvel.

Washington (NDS).- Un memorando firmado este lunes por el mandatario señala que el objetivo es “combatir” la violación del plazo de permanencia autorizado de aquellos extranjeros que entran con visas de no inmigrante al país, cuya estadía máxima no debe exceder los seis meses. Dio un plazo de 120 días para encontrar las soluciones.

La medida, parte de la política de ‘tolerancia cero’, fue emitida el mismo día que el gobierno publicó en el registro federal (diario oficial estadounidense) una nueva regla que castigará a los países que demoren o rechacen a sus connacionales deportados por Estados Unidos.

De qué se trata

El memorando señala que el objetivo es “combatir” la violación del plazo de permanencia autorizado de aquellos extranjeros que entran con visas de no inmigrante al país, principalmente visas tipo B1/B2 para viajes de negocios y/o turismo, cuya estadía máxima no debe exceder los seis meses (180 días).

En el documento Trump se dirige a los secretarios de Estado y DHS “para que encuentren formas efectivas de combatir el número rampante de exageraciones” y bajo la dirección del presidente “garantizar que los países con tasas de ‘overstay’ superiores al 10% aborden este problema”.

La orden añade que ambos secretarios “harán recomendaciones” en un plazo de 120 días, cuyo objetivo será “limitar” las violaciones a los tiempos autorizados de permanencia.

“Una acción que se está considerando suspendería o limitaría la entrada de personas de países con altas tasas de ‘overstay'”, advierte el memorando presidencial.

El documento precisa que el DHS también “explorará formas de reducir el ‘overstay’ en los países que participan en el Programa de Visa Waiver“, una treintena de naciones cuyos ciudadanos no requieren visa para ingresar a Estados Unidos y pueden permanecer hasta un máximo de 90 días.

Estos viajeros entran al país bajo la categoría B1/B2 y no pueden solicitar extensión del plazo de permanencia, excepto por razones extraordinarias.

Problema “desenfrenado”

Trump señala en el memorando que el problema del ‘overstay’ está “desenfrenado” y que los excesos en la permanencia más allá del plazo permitido por las visas “está socavando el estado de derecho y agotando los recursos necesarios para enfrentar la crisis en nuestra frontera sur”.

“Es un problema generalizado que perjudica la integridad de nuestro sistema de inmigración”, añade y precisa que “a partir de marzo de 2019 había más de 415,000 personas que se sospecha que aún se encuentran en Estados Unidos después de haber sobrepasado el tiempo permitido de sus visas de no inmigrante en el año fiscal 2018”.

A principios de febrero Univision Noticias reportó que, contrario a las afirmaciones de Trump, la mayoría de los indocumentados no cruzaron la frontera de México para entrar ilegalmente al país, sino que lo hicieron de manera legal (con visa u otro documento).

Problema “desenfrenado”

Trump señala en el memorando que el problema del ‘overstay’ está “desenfrenado” y que los excesos en la permanencia más allá del plazo permitido por las visas “está socavando el estado de derecho y agotando los recursos necesarios para enfrentar la crisis en nuestra frontera sur”.

“Es un problema generalizado que perjudica la integridad de nuestro sistema de inmigración”, añade y precisa que “a partir de marzo de 2019 había más de 415,000 personas que se sospecha que aún se encuentran en Estados Unidos después de haber sobrepasado el tiempo permitido de sus visas de no inmigrante en el año fiscal 2018”.

A principios de febrero Univision Noticias reportó que, contrario a las afirmaciones de Trump, la mayoría de los indocumentados no cruzaron la frontera de México para entrar ilegalmente al país, sino que lo hicieron de manera legal (con visa u otro documento).

La Casa Blanca lo sabía

Cabe destacar que el documento que detalla el problema del ‘overstay’ fue firmado por John Kelly, el primer director del DHS del gobierno de Trump, quien luego se convirtió en jefe de personal de la Casa Blanca.

Además, que al término del año fiscal 2016 el número de personas que supuestamente se quedaron sin estatus legal era de 628,799 y la tasa general fue de 1.25%. Pero en el año fiscal 2017 el número de violaciones se redujo a 544,676, “lo que hizo que la tasa de incumplimiento bajara al 1.07%”.

“En otras palabras”, se lee en el informe firmado por Kelly, al 10 de enero de 2017 (diez días antes de la llegada de Trump a la Casa Blanca o los últimos diez días de Barack Obama como presidente), el DHS verificó que el 98.90% de las entradas legales salieron del país.

Problema serio

El gobierno señala que 20 países tienen tasas de ‘overstay’ de más del 10%, algunos con tasas tan altas como 20%, 30% o 40%.

“Los países que no forman parte del Programa de Visa Waiver representaron más de 300,000 violaciones al tiempo de permanencia autorizado en el año fiscal 2018″, indica el memorando.

Agrega que la gran cantidad de extranjeros que se quedan más allá de su período de admisión legal “impone una presión significativa sobre nuestros oficiales de policía y de inmigración que son necesarios para enfrentar la actual crisis fronteriza”.

Una vez venza el plazo de 120 días, se espera que el gobierno adopte una serie de nuevas medidas que restrinjan no solo la entrega de visados, sino mayores controles para asegurar que los extranjeros que ingresan se vayan al término del plazo de sus permanencias.

“Pero exigir a los gobiernos extranjeros que controlen el tiempo de permanencia de sus connacionales en Estados Unidos no es una solución”, dice Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas. “Es una táctica de Trump para manipular lo que la ley dice. Si realmente el gobierno quiere que las cosas cambien y reducir el ‘overstay’, tiene que actuar el Congreso y modernizar la ley de inmigración. Si no lo hace de esa manera, no veo cómo van a cambiar las cosas”, advirtió.

El único país latinoamericano que forma parte del Programa de Visa Waiver es Chile. A comienzos del 2000 lo integraban Argentina y Uruguay, pero ambos fueron retirados después de que el gobierno descubrió que miles de connacionales de esos países entraron a Estados Unidos y no se marcharon a los 90 días que ordena el programa.

Comentarios

Comentarios

NDS Noticias TV