fbpx
Al Momento

¿Ya conoces el antiguo centro ceremonial de Tehuelibampo?

Cinemex Navojoa

¿Ya viste #AvengersEndgame? Te presentamos una cronología de sucesos históricos en el Universo Marvel.

Navojoa, Sonora(NDS).- El centro ceremonial Tehuelibampo, tiene inmensas cañadas naturales que datan de hace 3 mil años.

En este sitio, ubicado en el municipio de Navojoa, Sonora, se encuentran 106 petrograbados en los que se reflejan algunos de los momentos más importantes que envolvían la vida material y espiritual de la cultura prehistórica Mayo.

En 1614, los misioneros Jesuitas prohibieron a los indígenas Mayos asistir a Tehuelibampo, ya que se le consideraba un lugar habitado por demonios.

Fue en 1984 cuando este lugar sagrado fue descubierto por el profesor Lombardo Ríos Ramírez:

“Pero como que este sitio estaba desde la época del Encuentro con la cultura europea, estaba prohibido, corrían en torno a él grandes leyendas negativas que impedían a muchos venir, fue en el año de 1984 cuando estábamos sacando unos restos de mamut en el Quiriego”.

Los pobladores indígenas de Camoa, Siquisiba, El Sabino, Ranchería, Barrio Corral y Barrio Cantú, tenían conocimiento de la existencia de este centro ceremonial, pero estaba prohibido por la iglesia acercarse.

Atalio, indígena Mayo, comentó que “nos asustaban los señores como mi papá, que no podíamos arrimarnos aquí porque era un lugar prohibido que aquí abundaban los espíritus malos.”

Los indígenas plasmaron, en la dureza de sus rocas, la admiración por el agua y los astros con diseños geométricos, grecas, círculos concéntricos, figuras antropomorfas y manos que datan de la prehistoria.

“Aquí podemos encontrar 106 petrograbados en los cuales se expresa su múltiple relación con el Universo y con el mundo natural que lo rodeaba”, agregó Lombardo Ríos.

En la actualidad, la etnia Mayo se ha sumado a este descubrimiento, comprendiendo su sentido arqueológico.

“Aquí en todo el tiempo le han dicho Tehuelibampo que es palabra Yoreme y en español pues es agua azul, nos daba miedo por eso no veníamos aquí, nos decían que nos podían hacer daño los diablos”, agregó Atalio.

En este Eco museo, a tan solo 30 kilómetros de Navojoa, se puede disfrutar de paseos en carreta, navegar en kayak  y practicar alpinismo a través de las cañadas que conforman este lugar turístico.

NDS Noticias TV